Carro (Carro vacío)

Artículos etiquetados con: decoración

27Noviembre

Colores para ganar espacio

Colores para ganar espacio.-

Si quieres otorgar una mayor sensación de espacio en una de tus estancias, o en general en todo tu hogar, sigue esta serie de consejos que te indicamos y lograrás agrandar visualmente el espacio disponible en tu casa.

La primera regla de todas es huir de los cambios bruscos de color dentro de la estancia, y esto es aplicable tanto al colorido de las paredes como al mobiliario y tejidos, todo debe ir en armonía. Lo ideal es partir de una base cromática concreta y utilizarla en toda la estancia. Esto no quiere decir que debamos usar el mismo color o tono  para todo, ya que podríamos conseguir un resultado totalmente plano y monótono a efectos de decoración, pero sí usar una tonalidad base a partir de la cual desarrollaríamos las demás. Por ejemplo tomando como referencia el beige, podemos usar tonos tostados, bajar a los chocolates e incluso meter algún gris pálido. Con los amarillos, podemos usar vainillas, un melocotón ténue... se trata de encontrar una uniformidad general en el color de la estancia.

Importante saber que  las rayas en vertical aumentan la sensación de estrechez, mientras que las horizontales todo lo contrario, aumentan la espacialidad. Eso sí, la anchura de la raya horizontal que uses debe ir en concordancia con el tamaño de la estancia, esto es, en una estancia pequeña no uses raya horizontal mayor de 10-12 centímeros, en una estancia grande úsala más ancha, 20 ó 25 centímetros.

Y por último, saber que los colores platas y metalizados en general también ayudan a ampliar la espacialidad incluso aunque sean oscuros.

Si quieres otorgar una mayor sensación de espacio en una de tus estancias, o en general en todo tu hogar, sigue esta serie de consejos que te indicamos y lograrás agrandar visualmente el espacio disponible en tu casa.

La primera regla de todas es huir de los cambios bruscos de color dentro de la estancia, y esto es aplicable tanto al colorido de las paredes como al mobiliario y tejidos, todo debe ir en armonía. Lo ideal es partir de una base cromática concreta y utilizarla en toda la estancia. Esto no quiere decir que debamos usar el mismo color o tono  para todo, ya que podríamos conseguir un resultado totalmente plano y monótono a efectos de decoración, pero sí usar una tonalidad base a partir de la cual desarrollaríamos las demás. Por ejemplo tomando como referencia el beige, podemos usar tonos tostados, bajar a los chocolates e incluso meter algún gris pálido. Con los amarillos, podemos usar vainillas, un melocotón ténue... se trata de encontrar una uniformidad general en el color de la estancia.

Importante saber que  las rayas en vertical aumentan la sensación de estrechez, mientras que las horizontales todo lo contrario, aumentan la espacialidad. Eso sí, la anchura de la raya horizontal que uses debe ir en concordancia con el tamaño de la estancia, esto es, en una estancia pequeña no uses raya horizontal mayor de 10-12 centímeros, en una estancia grande úsala más ancha, 20 ó 25 centímetros.

Y por último, saber que los colores platas y metalizados en general también ayudan a ampliar la espacialidad incluso aunque sean oscuros.

17Agosto

Decorar con básicos

Decorar con básicos.-


Si te estás planteando la decoración de una estancia de tu vivienda, pero no cuentas con mucho presupuesto y quieres algo económico pero que a la vez sea vistoso y resultón, la solución es echar mano de los tejidos básicos, muy versátiles y fácilmente combinables.

Lo primero que debes hacer es centrarte en la estancia a decorar y elegir un punto de partida que te sirva como idea inicial.
Si la estancia a decorar es la habitación de tu bebé, a parte del sexo, debemos precisar también la sensación que queremos transmitir en la estancia. Podemos inclinarnos por sensaciones alegres, amarillos y chicles para niñas, azules y verdes para miños. Si preferimos algo discreto que incite a la paz y a la tranquilidad, los tonos pasteles son más apropiados, rosas suaves, blancos, azules medios, tostados y arenas... Así, partiendo de esta idea inicial, solo tienes que buscar combinaciones usando piqués lisos y estampados pudiendo complementar con alguna loneta lisa, y un plumeti ligero, por ejemplo, para la ventana.

Si lo que quieres es actuar sobre un dormitorio juvenil, igualmente fija la idea inicial, y una vez lo tengas claro busca una bonita combinación a base de  loneta lisas con alguna raya o cuadro. Una combinación de blanco, marino y rojo queda muy marinero para él, y para ella  rosas, fucsias y blancos todos juntos  vienen perfectos.

Para un dormitorio principal, las tonalidades del blanco no deberían faltar. Combinalo con granate, o con  arenas, beiges y tostados y conseguirás un resultado siempre elegante.

Para la cocina, el básico por excelecia, el cuadro de vichy. También puedes decantarte por algún visillo básico en un color liso que complemente los colores de los muebles. Si son oscuros, busca tejidos claros, y si son colores claros, anímate con tonalidades más fuertes que acentuen la luminosodad.

Para el salón, muy fácil, apuesta simplemente por unos estores lisos en blanco roto o beige que dejen pasar bien la luz,   ganarás amplitud visual y ligereza en el ambiente, que siempre vienen bien.

Ya sabes que en La Casa de las Telas confeccionamos a medida tus cortinas, estores, colchas, cojines o cualquier otra prenda para tu hogar, contáctanos para más información.

12Noviembre

Renueva el dormitorio sustituyendo únicamente las telas

Renueva el dormitorio sustituyendo únicamente las telas.-

Un dormitorio puede cambiar espectacularmente su aspecto con solo cambiar los tejidos que lo componen.

Así para elegir la colcha es recomendable que ésta sea de una tela con mucha caida y que sea lavable, por un aspecto de indudable practicidad. Elige colores claros y/o relajantes, e intenta armonizar con el resto de tejidos que haya en la estancia.
Para las ventanas puedes optar por un visillo que siempre será apuesta segura debido a su ligereza visual y sobre todo porque deja pasar la claridad preservando la intimidad.
En cuanto a las cortinas, elígelas pensando en el tipo de mobiliario que tienes. Los tejidos de algodón con fibra visten mucho y son muy elegantes debido al brillo que le otorga la fibra al tejido. Un tejido adamascado es perfecto si tienes muebles de estilo. Si quieres optar por algo más sobrio los linos y derivados de seda van bien en colores oscuros, verde inglés o morados...
El cabecero cada vez se convierte en una pieza más importante en la decoración del dormitorio. Puedes tapizarlo a juego con las cortinas e incluso tapizar de tela toda la pared donde va apoyado. No tengas miedo en elegir uno grande.
En cualquier caso, intenta siempre coordinar la colcha, las cortinas y el cabecero tanto en colores como en texturas, y así seguro que acertarás.

 

23Octubre

Blancos, crudos y tostados en la decoración

Blancos, crudos y tostados en la decoración.-

Aunque a la hora de escoger telas para la decoración, bien es cierto que además del color debemos tener en cuenta varios factores igual de importantes como el tipo de tejido, su textura , su cuerpo, la caida o los brillos bien es cierto que el color es una de las características que más nos condiciona en nuestra elección, y por ello a continuación vamos a hablar del uso de los blancos, crudos y tostados en la decoración:

            El color blanco y los tonos crudos en general se usan para dar luminosidad a una estancia o ganar espacio visual. También aportan  sensación de limpieza y ligereza. Además son colores muy fáciles de combinar. Puedes usar el blanco sólo con el negro, más blanco que negro, para obtener un ambiente ligero, moderno y simple. Si usas más el negro que el blanco en la combinación el efecto será distinto, lo que se transmitirá será elegancia, poder…

            Los beiges y los tostados  son siempre una apuesta segura, van bien para cualquier ambiente, y además son los más atemporales, nunca se pasan de moda, y sobre todo, combinándolos equilibradamente nunca te cansarás de ellos. Sólo un consejo, procura combinarlos con algún otro color, si no pueden pecar de sosos y monótonos.

            Dentro de la gama de colores de beiges y tostados si nos vamos a la zona más oscura de su cromática nos encontramos con las tonalidades amarronadas. Los tonos marrones  dan sensación de calidez y transmiten seguridad, pero ten  cuidado si la estancia es pequeña, porque visualmente es un color que pesa mucho, y al contrario que el blanco, resta espacio visual. No obstante, tampoco prescindas de él por el hecho de que sea una estancia pequeña, simplemente úsalo con cuidado y sin cometer excesos.